Cesta de compra Portapapeles loader

Buscar alojamiento

Reserva en solo 3 minutos

¿Tiene alguna pregunta?

¡Es un placer asesorarle gratuitamente!

+49 761 3881-1414

según tarifa local

freiburg.booking@fwtm.de

¡Los grupos son bienvenidos!

Nuestro departamento de grupos le hace con mucho gusto una oferta personalizada

Formulario de solicitud
Alojamientos contrastados y seleccionados por el Patronato de Turismo de Friburgo
Sin gastos de reserva
Reservar online y pagar en el lugar
Reservas seguras y garantizadas a través de encriptación SSL

Historisches Kaufhaus (Almacén Histórico)

Este precioso edificio de color rojo oscuro y decorado con todo lujo de detalles, capta las miradas de todo aquel que pasa por la Plaza de la Catedral.

Hacer cola. Eso es lo que les tocaba a los comerciantes en la Edad Media, después de un duro viaje en coche de caballos, cuando llegaban a las puertas de la ciudad. Aquí se inspeccionaban las mercancías y se establecía la cantidad de impuestos que tenían que pagar. Y eso podía tardar bastante, especialmente cuando en el siglo XIV el comercio aumentó considerablemente en Friburgo. La entrada a la ciudad estaba abarrotada, de modo que fue indispensable el establecimiento de un lugar para el almacenamiento de mercancías y el despacho aduanal. En 1378 fue mencionado por primera vez un edificio para la gestión del comercio urbano.

Como ampliación de esta área, el maestro de obras de la catedral Lienhart Müller construyó a principios del siglo XVI, entre 1520 y 1532, el Almacén Histórico. Su magnífica fachada con sus torres-mirador y arcadas bellamente decoradas, descata entre sus edificios vecinos al sobresalir hacia delante ligeramente.

Detrás de la amplia puerta de entrada se encuentra un patio interior de 300 metros cuadrados. Donde antiguamente se almacenaban las mercancías, se llevan a cabo hoy día eventos al aire libre como la “Degustación de Vino de Friburgo”.

A través de una escalera de caracol, este patio interior está conectado con la Sala de la Chimenea. Le dio su nombre el maestro de obras de la catedral en el siglo XV, quien la añadió a este edificio.

Mientras que el pomposo Salón Imperial impresiona por sus pilares de roble, los virtuosos adornos del techo del siglo XVIII en el Salón Rococó recrean un artístico cielo sobre los visitantes.

Nuestra sugerencia: Las impresionantes salas del Almacén Histórico solo se pueden admirar en los eventos que tienen lugar aquí regularmente. Asista a alguno de estos eventos o venga a escuchar a la Orquesta Sinfónica SWR.

Entrada gratuita

Mapa

Mapa

Por favor, introduzca la dirección de partida

Por favor adjunte el lugar de partida. Igualmente puede adjuntar el nombre y el número de la calle para poder calcular la distancia más precisamente.