Cesta de compra Portapapeles loader
+ 49 (0) 761 3881-880 Red fija alemana
sin costes adicionales

Buscar alojamiento

Reserva en solo 3 minutos

¿Tiene alguna pregunta?

¡Es un placer asesorarle gratuitamente!

+ 49 (0) 761 3881-880

Red fija alemana - sin costes adicionales

booking@visit.freiburg.de

¡Los grupos son bienvenidos!

Nuestro departamento de grupos le hace con mucho gusto una oferta personalizada

Formulario de solicitud
Alojamientos contrastados y seleccionados por el Patronato de Turismo de Friburgo
Sin gastos de reserva
Reservar online y pagar en el lugar
Reservas seguras y garantizadas a través de encriptación SSL

Un recorrido por la historia de la ciudad de Friburgo

10 lugares donde se puede vivir la historia de la ciudad

Historia, tradición y modernidad – Friburgo combina la experiencia de la historia con la curiosidad por un futuro sostenible.

Cómo pasa el tiempo: en 2020 se cumplirán exactamente 900 años desde que el duque Konrad I de Zähringen, junto con su hermano Berthold III, concediera los derechos de mercado y de ciudad a la “Ciudad Libre” (Friburgo –Freiburg en alemán– proviene de Frei y Burg, que en alemán antiguo significa ciudad libre). Y así fue como ambos colocaron la piedra angular de la actual ciudad de Friburgo. Por esta razón la ciudad celebra su 900 aniversario con muchos proyectos y eventos.

Los siguientes lugares muestran donde la historia de la ciudad todavía puede ser vivida hoy en día:

#1 La Catedral de Friburgo – El emblema de la ciudad

El historiador de arte suizo Jacob Burckhardt describió la impresionante torre de la Catedral de Friburgo como la "torre más bella del mundo". Con 116 metros de altura, es el punto de referencia de la ciudad, visible desde lejos. Desde el mirador a una altura de unos 70 metros, se puede ver Friburgo desde arriba. Los orígenes de la Catedral de Friburgo se remontan al año 1200. Debido a que en aquellos días la iglesia de la “Ciudad Libre” se quedó demasiado pequeña, Bertold V inició la construcción de la Catedral de Friburgo. Pasaron muchos años antes de que fuera terminada en 1513. La construcción de la iglesia de Friburgo se inició en estilo románico. Sin embargo, muchas partes esenciales pueden clasificarse como góticas y góticas tardías.

La Catedral de Friburgo siempre ha tenido un gran valor para la gente. Las vidrieras de la iglesia son muy famosas. Muchas fueron donadas por los gremios. Datan de alrededor de 1330 y a través de símbolos como pretzels, botas, ruedas de molino o tijeras muestran la amplia gama de oficios artesanales de aquella época. El hecho de que las vidrieras se conserven todavía hoy en día se debe a la visión de futuro de la gente de Friburgo. Para protegerlas de los ataques aéreos durante la Segunda Guerra Mundial, fueron retiradas por precaución.

Milagrosamente, la iglesia de Friburgo se salvó de los bombardeos, mientras que el casco antiguo en los alrededores fue destruido en un 80 por ciento. No se salvó de la destrucción la Plaza de la Catedral, el lugar al que el duque Konrad I de Zähringen concedió los derechos de mercado y de ciudad en 1120. Aún hoy, las medidas del pan en el portal de la Catedral de Friburgo nos recuerdan aquellos tiempos. En la Edad Media sirvieron para regular los tamaños y las cantidades en el Mercado de la Catedral.
Proyectos del aniversario de la ciudad:

Blick vom Stadtgarten auf das Freiburger Münster
Blick vom Stadtgarten auf das Freiburger Münster - © FWTM-Baschi-Bender

#2 Puertas de la ciudad de Friburgo – Partes de la antigua muralla de la ciudad

En la Edad Media, un total de cinco puertas de la ciudad permitían el acceso a Friburgo. Estaban integradas en la muralla de la ciudad y conectadas a las almenas. Hoy en día han sobrevivido dos puertas de la ciudad: la Puerta de Martin y  la Puerta de los Suabos.

Sorprendentemente, las mayores amenazas para la Puerta de Martin y la Puerta de los Suabos en Friburgo no fueron las guerras a lo largo de los siglos. Más bien, las dos puertas de la ciudad casi fueron víctimas de las necesidades de movilidad de los ciudadanos de Friburgo alrededor de 1888. Los planes para un tranvía eléctrico preveían la demolición. Pero el alcalde Otto Winterer se resistió con vehemencia. Hizo que la Puerta de Martin de Friburgo aumentara rápidamente de 22 a 63 metros, creó un paso más grande para el tranvía, y con ello pudo satisfacer a los partidarios de la demolición. La actual Puerta de Martin de Friburgo solo se puede visitar desde el exterior. Una placa conmemorativa en el lado interno conmemora la persecución de las brujas en los siglos XVI y XVII.
A diferencia de la Puerta de Martin, la Puerta de los Suabos se puede visitar desde el interior, pero solo si se visita el Gabinete de Figuras de Estaño. Allí se recrean los acontecimientos de la Revolución de Baden y la caza de brujas. En el lado norte de la Puerta de los Suabos de Friburgo, vigila el cazador de dragones San Jorge, el santo patrón de la ciudad de Friburgo. En el interior de la puerta de la ciudad está representado un comerciante de sal con su carro. Representa una graciosa historia sobre un suabo tonto que una vez intentó en vano comprar Friburgo. La Puerta de los Suabos se llama así por él.
Proyectos del aniversario de la ciudad:

Martinstor Freiburg
Martinstor Freiburg - © Angelina Antal

#3 Vistas hacia abajo – “Riachuelos de Friburgo”, adoquines y piedras conmemorativas

Quien mira hacia abajo en el casco antiguo, puede descubrir muchas cosas. Desde la Edad Media, los llamados Riachuelos de Friburgo (canales con agua cristalina) fluyen por las calles y los callejones del casco antiguo. Para la instalación de los riachuelos en Friburgo, el casco antiguo tuvo que ser levantado hasta tres metros. En algunos lugares esto todavía se puede apreciar hoy en día, por ejemplo en los sótanos del Uniseum (Museo de la Universidad) o del restaurante Zum roten Bären. Los Riachuelos de Friburgo tienen mucha tradición e incluso han originado una profesión: los limpiadores de los Riachuelos de Friburgo.
Los Riachuelos de Friburgo son alimentados por el canal industrial de la parte alta del casco antiguo. Alcanzan una longitud de 14 a 15 kilómetros, de los cuales 7,2 kilómetros están en la superficie. Junto a los Riachuelos de Friburgo, muchos caminos estrechos y adoquinados– a través de idílicos callejones con restaurantes, galerías de arte e inusuales tiendas– conectan la Puerta de Martin y la Puerta de los Suabos.

Los bonitos mosaicos hechos con guijarros del río Rin que hay en el suelo delante de las tiendas indican de qué tipo de tienda o negocio se trata. Frente al ayuntamiento, los mosaicos reproducen los escudos de las ciudades hermanadas. Si se observa más detalladamente, llaman la atención las piedras conmemorativas incrustadas en los adoquines que hay por toda la ciudad. Conmemoran los crueles crímenes de la era nazi y animan a la reflexión.
Proyectos del aniversario de la ciudad:

Steinmosaik auf dem Boden
Steinmosaik auf dem Boden - © FWTM-Antal

#4 Universidad de Friburgo – Huellas hacia América

Los habitantes de Friburgo son jóvenes, mucho más jóvenes que la media del Estado. Esto se debe principalmente a la Universidad Albert-Ludwig de Friburgo y a sus aproximadamente 30.000 estudiantes. Desde el siglo XV, Friburgo es una ciudad estudiantil muy conocida fuera de la región. Fundada en 1547, la Universidad de Friburgo es una de las más antiguas de Alemania y está repartida en varios edificios de la ciudad.

En el Edificio Colegiado III, frente al histórico edificio “Haus zur Lieben Hand”, hay una placa conmemorativa en honor al estudiante de Friburgo Martin Waldseemüller. En el año 1507 dio su nombre al continente americano por una suposición equivocada. En la Universidad Antigua en la calle Bertoldstrasse se encuentra el Uniseum (Museo de la Universidad). Aquí se revive la vida estudiantil de Friburgo de tiempos pasados a través de presentaciones, obras de arte originales y escenificaciones de diferentes épocas. El sótano del Uniseum de Friburgo también ofrece información sobre las viviendas medievales.
Proyectos del aniversario de la ciudad:

Altes Universitätsgebäude -Uniseum
Altes Universitätsgebäude -Uniseum - © FWTM-Escher

#5 El Monte del Palacio – Buenas vistas

Con unas fantásticas vistas de Friburgo y el Valle del Rin, el Schlossberg (Monte del Palacio)  es una atracción en sí mismo. Sobre todo la Torre del Monte del Palacio, de 35 metros de altura, ofrece una inolvidable vista panorámica de 360 grados. Antiguamente se alzaba aquí un castillo medieval con su fortaleza, hoy solo la Torre de Bismarck y la Plaza de los Cañones son testigos de una agitada historia. El Jardín del Comandante contiguo invita a dar un agradable paseo, y después se puede subir a la torre, al este de la Plaza de los Cañones. La escalera que sube a la Torre del Monte del Palacio es una prueba impresionante del compromiso cívico de los habitantes de Friburgo: los costes, que ascendieron a de 90.000 euros, fueron donados por empresas y particulares.
Proyectos del aniversario de la ciudad:

Blick vom Freiburger Schlossberg
Blick vom Freiburger Schlossberg - © FWTM-Antal

#6 Ayuntamientos en el centro de la ciudad – La tradición se une a la modernidad

La Plaza del Ayuntamiento, en el centro de Friburgo, alberga tres edificios municipales:

Paradójicamente, el Ayuntamiento Nuevo es más antiguo que el Ayuntamiento Antiguo. Fue construido entre 1539 y 1545. Hasta 1891 el Ayuntamiento Nuevo albergaba las facultades de medicina y ciencias naturales de la Universidad. Hoy en día se utiliza como ayuntamiento; en este edificio se encuentra, por ejemplo, la sala de bodas chapada en madera. El Ayuntamiento Antiguo, por su parte, no se terminó de construir hasta 1559 y desde entonces ha sido la sede administrativa. En la planta baja, la Oficina de Turismo, y con ella la época moderna, se han trasladado al Ayuntamiento Antiguo. Justo detrás del Ayuntamiento Antiguo se encuentra el edificio administrativo más antiguo de Friburgo: el Gerichtslaube. Es el primer edificio municipal de la ciudad y data del año 1303.
Proyectos del aniversario de la ciudad:

Neues Rathaus Freiburg
Neues Rathaus Freiburg - © FWTM-Mende

#7 Barrio ecológico Vauban – Vivir de un modo sostenible en Friburgo

El barrio Vauban es relativamente joven. Es la prueba visible de la reputación de Friburgo como ciudad verde. El barrio Vauban está considerado como un proyecto modelo de vida sostenible y goza de reconocimiento mundial. La construcción pasiva, la climatización natural y muchas otras medidas convierten a las naves solares Solarschiff y Sonnenschiff en casas con plus de energía, es decir, que producen más energía de la que sus habitantes consumen. Gracias al heliotropo del arquitecto solar Rolf Disch, el barrio Vauban alberga la primera casa con plus de energía del mundo. En los tableros frente al heliotropo hay información al respecto.
Proyectos del aniversario de la ciudad:

Green City Freiburg: Houses in the district Vauban
Green City Freiburg: Houses in the district Vauban - © FWTM-Schoenen

#8 Cementerio Antiguo – El misterio de la bella durmiente

Un recorrido por el Cementerio Antiguo le invita a descubrir la historia de Friburgo y la historia del arte desde el Barroco hasta el Neoclasicismo. De 1683 a 1872 la gente de Friburgo encontró aquí su último descanso. Hoy día, los vivos van al Cementerio Antiguo a relajarse y a disfrutar de este monumento natural y cultural. El misterio de la bella durmiente sigue sin resolverse hoy en día: el sepulcro de Caroline Walter en el Antiguo Cementerio es uno de los más bellos de Friburgo. Todavía se pueden encontrar flores frescas en la tumba todos los días. ¿De dónde vienen? Nadie lo sabe...
Proyectos del aniversario de la ciudad:

Grab der schlafenden Schönen auf dem Alten Friedhof Freiburg
Grab der schlafenden Schönen auf dem Alten Friedhof Freiburg - © FWTM-Antal

#9 Bosque de la ciudad de Friburgo – Forestación Regulada

Friburgo es verde, y no solo la mentalidad de sus habitantes. Alrededor del 40 por ciento del área de la ciudad está formado por bosques. Esto convierte a la ciudad más meridional de Alemania en una de las mayores comunidades forestales del país. Pero esto no siempre fue así. Desde la Edad Media –la llamada Edad de la Madera– hasta el año 1883, se deforestó todo lo que se pudo. Fue después cuando comenzó la silvicultura o forestación regulada.

¡Y valió la pena! Incluso podemos presumir de tener en Friburgo a Waldtraut, el árbol más alto de Alemania. Waldtraut, un abeto Douglas de más de 100 años, tiene 66,58 metros de altura, y sigue creciendo. El árbol Waltraut del bosque Mühlwald se encuentra en la zona de Friburgo llamada Günterstal. Un buen punto de partida para hacer senderismo hacia allí es el aparcamiento poco después de Günterstal, en la calle Schauinslandstrasse. El camino está señalizado.

Proyectos del aniversario de la ciudad:

Waldtraut vom Mühlwald - höchster Baum Deutschlands im Freiburger Stadtwaldt
Waldtraut vom Mühlwald - höchster Baum Deutschlands im Freiburger Stadtwaldt - © FWTM-Xu

#10 Monte Schauinsland – La piedra angular de la riqueza y la prosperidad

El Monte Schauinsland se eleva 1.284 metros de altura. Si quiere saber de dónde viene el nombre de la montaña (Schauinsland significa “mira hacia el país”), la mejor manera de superar los 746 metros de desnivel es con el Teleférico del Monte Schauinsland, el funicular orbital más largo de Alemania. Con una longitud de 3.600 metros, la góndola ofrece una magnífica oportunidad para “ver el país”: la llanura del Rin, la zona vitivinícola Kaiserstuhl y hasta los Montes Vosgos.

El Monte Schauinsland es una zona de recreo ideal para senderistas, ciclistas y para practicar marcha nórdica. También ofrece muchas posibilidades para los aficionados al parapente y a los deportes de invierno. Una excursión interesante es al Schniederlihof: una granja-museo con más de 400 años de antigüedad, que revive la historia de la Selva Negra.

Un museo completamente diferente se encuentra en el interior del Monte Schauinsland. En el Museo de la Mina del Monte Schauinsland se excavó durante 800 años en busca de plata, plomo y zinc. Por 15.000 marcos de plata, la ciudad de Friburgo compró su libertad del dominio de los condes en 1368 y pasó a estar bajo la protección de los Habsburgo, colocando así la piedra angular de la riqueza y la prosperidad.
Proyectos en el aniversario de la ciudad:

Herbst auf dem Schauinsland
Herbst auf dem Schauinsland - © FWTM-Antal